Archivo del sitio

Cansada de tanta muerte…

La web ha muerto, los blogs han muerto, el periódico ha muerto, la industria de la música ha muerto, la industria editorial va a morir… ¡Aquí no va a quedar vivo ni el tato!! En fin, un poquito de humor ante muerte no viene mal, ¿no? Y es que, personalmente, empiezo a estar ya cansada (y eso que sólo llevo unos meses “metida de lleno” en esto de las TICs) de que ciertas personas, expertos, gurús, etc., estén con relativa frecuencia formulando teorías sobre la muerte de tecnologías o industrias, no sé, es como si quisieran a toda costa ser los primeros en predecir el futuro de las TICs, lo cual les lleva muchas veces a enterrarlas antes de que realmente hayan muerto.

Ahora, centrémonos en el artículo que nos ocupa, The Web Is Dead. Long Live the Internet, de Chris Anderson y Michael Wolff. De dicho artículo podemos extraer ciertas ideas recogidas en el post de Dolors Reig Le tocó: La web ha muerto que analiza una vez más la controvertida publicación de Wired.

Dolors Reig dice:

“No se trata, según los autores, de una cuestión trivial: uno de los cambios fundamentales en el mundo digital ha estado en ir desde la world wide open web, la web abierta, hacia plataformas que usan Internet para transportar datos pero no navegadores para mostrarlos.”

“Así, ilustran los autores, dado que no puede existir modelo de negocio desde el caos, se han ido haciendo realidad las plataformas curadas, controladas, acotadas, que nos transportan fuera del universo infoxicado y proporcionan experiencias de usuario mejoradas.”

“El cambio es provocado por el modelo iPhone, los modelos basados en apps (y no en HTML),  a los que los rastreadores, como Google, no pueden acceder. Durante el desayuno, navegamos en Facebook, Twitter, leemos el New York Times (a través del Ipad, iPhone o cualquier cosa que no sea un navegador), después, de camino a la oficina escuchamos un podcast a través de un smartphone (otra app). En el trabajo leemos RSS en un reader (app de nuevo). ¿No será que lo que quieren expresar es que ha muerto el navegador? Porque decir que Facebook es un jardín vallado está fantástico (a pesar de que desafortunadamente nuestros perfiles, gustos y pertenencias son polémicamente indexables en la web), pero decirlo de Twitter, del New York Times, de ciertos Podcast y de las fuentes RSS que no son más que un extracto de lo que publicamos en páginas web, me parece una de las mayores tonterías que he leído hasta la fecha.”

“Que naveguemos mediante herramientas más elaboradas que los navegadores, con aplicaciones nativas que repito, mejoren la experiencia de usuario, no significa que las fuentes desaparezcan. Es como decir que la naturaleza ha muerto porque llevamos zapatos por el monte o lo transitamos en bicicleta.”

“En definitiva Anderson se contradice, en mucho, a sí mismo. Y decepciona por haber querido recuperar y protagonizar un debate que no es, ni nuevo, ni suyo.”

No solo Dolors Reig se hizo eco del artículo de Anderson, sino que fueron muchos expertos y conocedores de la web los que entraron de lleno en el debate. Algunos post que hacen referencia a la polémica son:

Para finalizar, me gustaría poder ofrecer otro punto de vista al recogido en los diversos artículos que he mencionado, pero la verdad es que coincido con la mayoría de los análisis que ofrecen: la web no ha muerto y, seguramente (sin querer hacer sombra a los numerosos gurús y gurusas que pululan por la RUD), no morirá. Desde mi opinión de consumidora-usuaria y haciendo alusión a una seguramente “pobre y simple” comparación, he de decir que la radio no ha muerto, la televisión no ha muerto, el teléfono fijo no ha muerto y la web no ha muerto.

Dejemos de hablar de muerte y hablemos de evolución, por favor :-)

Anuncios