Redes sociales y autocensura

No hace muchos días escribí en mi perfil de Facebook lo siguiente: “últimamente estoy viendo a demasiada gente que se autocensura…”.

Esta reflexión la hice al ver como algunos de mis amigos en Facebook se autocensuraban, a veces por miedo a ser etiquetados y que eso les pase factura en su empresa, lo cual es comprensible, y otras veces por simple ambición laboral, lo cual es respetable, aunque en mi opinión este tipo de gente no está siendo honesta consigo misma, ni con aquellos que les leen.

Casualmente, en la extraordinaria conferencia de clausura del EBE 2012, José A. Pérez (@mimesacojea) habló sobre la libertad de expresión, la manipulación de la información por parte de los medios de comunicación y la censura, puntualizando que la peor de las censuras era la autocensura.

Me reconfortó ver que compartía pensamiento con uno de los internautas que se expresan con mayor libertad en la Red, libertad que no suele gustar a ciertos medios de comunicación. La prueba es el titular que le dedica El Diario de Sevilla a su conferencia: Un bloguero justifica un videojuego sobre ETA. ¿Cuál es la respuesta de @mimesacojea a este titular? Su post “Un EBE proetarra”.

¿Y qué tiene que ver todo esto con las redes sociales? Pues mucho, porque quizá lo hiriente del tema no es que algunos usuarios de las redes sociales que las utilizan a nivel personal se autocensuren, sino que lo hagan algunos de los “guruses” a los que se les llena la boca en las conferencias diciendo que las redes sociales somos las personas, que hay que conversar, escuchar, compartir, ser “natural”… ¿Pero sin embargo qué es lo que hacen? Retransmitir al detalle y con toda libertad ciertos cambios sociales que han nacido en la Red, como por ejemplo la primavera árabe, y sin embargo callar durante meses mientas las calles de su país estaban llenas de personas protestando. Con esto no quiero decir que tengan que posicionarse, ni que emitan siquiera una opinión personal al respecto, pero igual que no han opinado, sino retransmitido hechos “objetivos” sobre otros movimientos sociales, ¿por qué no retransmitir los de tu propio país? Es verdad que con el paso de los meses, ante lo inevitable, algunos empezaron a hablar…

Quizá yo no sea la más indicada para hablar de este tema, ya que incluso me he planteado si publicar o no este post, por lo de hacer “amigos” en la Red…, pero creo que la autocensura empobrece a la sociedad y fortalece a los de siempre, así que mientras pueda trataré de hacer uso de eso que se llama libertad de expresión.

Anuncios

Publicado el 5 noviembre, 2012 en Redes Sociales y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. 5 comentarios.

  1. La peor autocensura es el pasotismo a lo que sucede a nuestro alrededor y, como dices, a no tomar partido cuando se debería. El 15M enseñó muchas cosas, una de ellas, que este país no está preparado para el cambio. Como decía José A. Perez, se nos está haciendo muy larga la transición y somos nosotros mismos los responsables.

  2. Chelo Izquierdo

    Buenísimo, me encanta tu enfoque y m parece muy valiente y acertado.

  3. Muchísimas gracias por leer el post y por vuestros comentarios. Creo que este es un tema del que se debería hablar más públicamente, quizá para concienciarnos, es algo bastante serio… Gracias de nuevo.

  4. Coincido, grosso modo, con tu análisis. Como coincidía grosso modo con el que hizo @mimesacojea en la clausura del EBE12, dejando a un lado la cantidad de lugares comunes a los que recurrió, que no fueron pocos. Pero alguien que pronuncia una conferencia bajo el título ‘Derecho a la ofensa’ defendiendo que no debe tener límites la libertad de expresión no debería ofenderse por el hecho de que alguien piense de modo diferente al suyo. Me refiero a su respuesta al Diario de Sevilla. El tema de la libertad es muy complicado. Sigue siendo verdad lo de la paja en el ojo ajeno y la viga en el propio. Hemos de aplicarnos a nosotros mismos lo que aplicamos para los demás. Y ésta es sólo mi opinión.

    • A ver, creo que es una paranoia lo que voy a decir. Que diga @mimesacojea que existe el derecho a la ofensa, no quiere decir que a quien ofendas no tenga derecho a sentirse ofendido, ¿me explico? Una cosa no quita la otra… Aún así, yo creo que más que sentirse ofendido, que no lo creo, tira de su humor para analizar ese titular cuanto menos controvertido. Pero sí, es verdad, los españoles somos mucho de lo de la paja en el ojo ajeno, para qué vamos a engañarnos…
      Miles de gracias por leer el post y por compartir tu opinión, de verdad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s